21 julio, 2011

Love's story. - ( XIII )

Un viernes más. Nada especial. Hasta que de pronto…

- ¿Sí?
- Hola pequeña.

Y el mundo se le queda pequeño. Nada, absolutamente nada le produce ese sentimiento como Él.

- ¿Qué tal? ¿No dices nada?
- Bien. No esperaba tu llamada.
- Ya. Te echaba de menos. Sólo eso. Quería escuchar tu voz.

Simple y conciso. Así lo necesitaba Ella a Él. Era especial. Y lo mejor de todo era lo especial que se sentía Ella cuando estaba cerca de Él…

- Estaba pensando en ti.
- Yo siempre pienso en ti.
- ¿Quieres venir?
- Pensé que no me lo ibas a decir nunca.

Media hora después sobran las palabras. Sumergidos en una ola de calor, besos y pasión llegan a su habitación. Fuera ropa, fuera miedo. Los recuerdos que allí habitan son los únicos testigos. Hacen el amor. Con fuerza, con ganas, con cariño, con deseo. En ese momento se sienten sólo uno. Ella es suya. Él es suyo. Se aman, y aman sentirse así. Piden más y más. Y cuando creen que nada puede ser más perfecto, se corren juntos. Y entienden que la perfección, en su caso, se ha quedado corta. Desean quedarse así, para siempre. Desnudos, piel con piel, respirando ese aire que huele a amor.

































































6 comentarios:

Alice dijo...

que linda historia

Miss Problemas dijo...

Hermoso, hermoso, hermoso. Totalmente perfecto

Schmetterling! dijo...

Grrrr, me parece que como siga leyendo tus textos me tendré que buscar un novio! jajaj.
Muáaa :D

Leticia Urbiola Hermoso dijo...

Cuanto amooooooour :)

Mad. dijo...

¡Qué bonito, qué bonito! Jaja :)
No pude evitar decir eso :)
Cuídate.

Charlotte dijo...

Qué pasada, es genial, me encanta cómo describes lo del último párrafo
muuack