22 agosto, 2011

Tal vez sea algo maravilloso. -

Que nos olvidásemos del mundo durante unos minutos fue sólo una anécdota. Lo nuestro iba mucho más allá. Tu corazón y el mío competían en una cariñosa carrera para conocer cual era capaz de latir con mayor rapidez cuando estábamos juntos. Y mientras el tiempo pasaba, nos íbamos enamorando poco a poco, y cada vez más. Éramos como dos niños: capaces de soñar despiertos, de creer que podíamos ser felices. Y lo fuimos. Felices como jamás pensamos que nadie podía ser. 



Sin querer, sin razón, sin motivos, no sé como fue. Pero me enamoré.


____________________ 

  1. Tremendo Agosto. ¡QUE NO TERMINE NUNCA!
  2. Perdón por no pasarme por aquí en este tiempo. Pero, por suerte, no paro un segundo en casa.  ;)


9 comentarios:

SMSC dijo...

A veces pasan estas cosas sin que te lo esperes, y es entonces cuando vale la pena :)

Isabella dijo...

Después de todo siempre quedan los hermosos momentos y emciones. :)
xoxo

Irene dijo...

Qué bonito, pues claro!
el verano es sinonimo de alegria, oye y tenemos k darle tb cariño al otoño suno poco nos va a querer! jajaj
Que siga el verano cuanto pueda :)

La Tua Cantante. dijo...

He vuelto, y al pasarme por tu blog... wow! No me podía esperar mejor entrada
un beso:)

Mad. dijo...

Jaja sin duda. El amor nos hace ser como niños.
Besos :)

Schmetterling! dijo...

Aish. Maldito amor.
Que vida tan rosa la tuya peque:)
Muaaa:D

Miss Problemas dijo...

Que suerte la tuya!!!!!!! Enamorarse es divino.

Meeel. dijo...

muy linda la entrada :d Besos

cami cartular dijo...

te envidio, agosto fue el peor mes de mi vida.
me encanta tu blog lore, un beso!!