01 junio, 2012

Me gustaría que vivamos para siempre. -

Le echo de menos. Es extraño dado que está justo a 10 centímetros de mí, a mi lado, pero le echo de menos. Puede que esté ausente, o que la ausente sea yo. Sentados al borde de nuestro acantilado miramos absortos el horizonte. Esa línea que separa el cielo del mar. Tan diferentes y a la vez tan complementarios. Como nosotros. Teníamos algo dentro que nos unía, hacía que irremediablemente debiésemos estar juntos. Pero tantas cosas en contra... 
Echo de menos cómo éramos cuando estábamos juntos. Puede que el tiempo sea el culpable, o que sea el único que pueda arreglar el estropicio que define mi vida. Recuerdo aquella canción que tanto me gustaba, y la primera vez que la escuché. Estaba recostada sobre su pecho, la música procedente de la radio fue la única capaz de sacarme del ensimismamiento provocado por los latidos de su corazón. La letra hizo que me estremeciera, pero ahí estaba él para abrazarme fuerte. Sin necesidad de mediar palabra sabía la idea que rondaba mi mente, y susurró: "No te preocupes, pequeña. Aunque el tiempo pase yo estaré a tu lado, envejeceremos juntos y cruzaremos la frontera de la vida y la muerte, encontraremos la manera de seguir amándonos." Era hermoso. Sus comunes ojos marrones iluminaban mi vida...
 ¿Qué quieres hacer? - me suelta, haciéndome que vuelva rápidamente a la realidad.
"Quiero ser feliz", pienso. Es lo único que deseo con todas mis fuerzas. ¿Pero cómo? ¿Dónde está la llamada 'felicidad'? Siempre supe que estaba allí, a 10 centímetros a la derecha de mi cadera. Pero las cosas cambian. Para bien o para mal, pero lo hacen...
 Me da igual. Lo que tú prefieras. - respondo sin mucho ánimo.
No obtengo respuesta. Continúa mirando al horizonte. Ahora estoy segura de que él es el ausente. Puede que también esté recordando tiempos mejores, que se pregunte qué ha pasado entre nosotros, dónde ha ido esa pareja que no quería despegarse ni para coger aire. Me quedo mirándolo largo rato, y de repente, sonríe. Esa sonrisa que me había enamorado sigue allí, a pesar de todo.
 ¿Sabes? Hace un día precioso.
Me quedo un tanto desconcertada, pero descubro ante mi asombro que el sol brilla en lo alto imponente. "Ya llega el verano", pienso. 
Asiento, sonriente por primera vez en mucho tiempo. Puede que la felicidad siga ahí, a pocos centímetros de mí. Que esté en las pequeñas cosas, que simplemente la haya que buscar con esmero.
Me acerco un poco más y apoyo mi cabeza sobre su hombro. El mar está en calma. Al igual que mi corazón, que al fin late con normalidad, feliz. 








El tiempo pasa más rápido de lo que creemos. Todo se acaba, debemos ser conscientes. Pero la idea de que llegue el día en que debamos separarnos me aterra. Un amor como el nuestro no puede tener final. 


____________
- Han pasado casi 2 meses desde mi última entrada, pero mi vida, por suerte, sigue como siempre. Con los exámenes a punto de terminar, y el verano a la vuelta de la esquina mis visitas por aquí (espero) serán más frecuentes. Un besito enorme. 
PD; El título pertenece a la canción "Jóvenes eternamentes" de Pol 3.14, a la que hago referencia en la entrada. :)

13 comentarios:

Nerea Riveiro dijo...

Es una historia muy bonita... :) ¡Un besazo! Y te espero :)

Tu mundo, mi mundo nuestro mundo ♥ dijo...

Tienes razón, las cosas cambian, pero no tienen que cambiar a peor.
Yo pensaba que todo no se acababa, pero al ver mi historia, mi idea cambió.
Quizás, alguien consiga que no cese; si os amais, no terminará, asi que no tengas miedo, sólo disfruta, vive todo al cien por cien, porque, yo no lo viví al tener tanto miedo, y ahora no le tengo a mmi lado.
Un beso enorme, ojalá pronto actualices!

Ana dijo...

Preciosa la entrada, muchas gracias por pasarte!
Hay una linea muy fina entre el cielo y el abismo... pero se puede ser feliz y hay que dsifrutar del momento. Bonita historia :D

Ángela dijo...

No tengo palabras, acabas de describir mi situación actual de una manera tan increíble...Adoro esta entrada y la leeré mil veces. ^^ Un beso!

Mad. dijo...

Ay... Qué bonito. Yo vivo sin amor, esperando a que llegue, y lo mismo que tú, a ver si se acaban ya los exámenes y me dedico más al blog! :)

Victoria dijo...

que hermoso texto , me encantó la frase del final. tenes un blog precioso! un beso linda.

Sheila D. Venter dijo...

es genial tu blog,
te sigo linda, un beso! :)

Sasha Prachas dijo...

Hermosa entrada desde que comienza hasta que termina. Voy a venir mas seguido, me encanto.
Saludoos,
somebodytolove-sashi.blogspot.com

SMSC dijo...

Que bonito por favor. Extrañaba leerte, saber de ti, de tus escritos. Escribes realmente bien, lo sabías? :$

Ligia ; dijo...

Me encanto al entrada! Es muy tierna. La felicidad siempre esta ahi, en las cosas que hacemos y los momentos que pasamos, esas son las csas que crean la felicidad.
Hermoso blog .Te sigo en twitter tambien! :D
Un beso, y mucha suerte!

Sandra Afrodita dijo...

Bella entrada siempre hay un principio y un final, lo importante es seguir adelante.

Srta. Nostalgia dijo...

Siento no haber podido pasarme antes por tu blog, los exámenes no me han dejado tiempo ni de respirar haha. Muchas gracias por tus palabras en mi blog.

Besos y cuídate.

Irene dijo...

Los pequeños detalles :)
PRECIOSA entrada
Lore, el verano llega, el sol esta ahi, la luz que me ciegue y el calor con risa tonta jajaj
un beso enorme, me encantó leerte!