29 junio, 2012

Y pedirte cada noche un poco de amor. -


La noche habría sido silenciosa de no ser por mis gemidos
Nos encontramos en el lugar de siempre, como cada medianoche, sedientos de amor
Y apenas sin mediar palabra, nos perdimos entre mis sábanas. 
Nadie en su sano juicio habría considerado aquella relación como sana, pero poco nos importó. 
Mis manos, ávidas de placer, arañaron la espalda de aquel loco que dormitaba cada noche entre mis piernas. 
No sé si me había vuelto loca de amor, pero la sensación que me embargaba se le parecía.
Cuando al fin se calmó el deseo que había entre ambos, nuestras respiraciones entrecortadas se sumieron en un compás con los latidos de nuestros corazones.
Él, agotado. Yo, rota de dolor
No sabía a donde íbamos juntos, pero era consciente de que no llegaríamos muy lejos.
Y mientras él encendía su Marlboro yo me aferré a la almohada y grité en silencio, 
"quédate esta noche, por favor." 
Me estaba destrozando a mí misma, mi corazón no iba a aguantar mucho más.
Me volví una toxicómana que consumía entre horas su olor
una yonki de sus besos
una adicta a su piel.



15 comentarios:

Little dreamer dijo...

Que texto tan perfecto, no me podría gustar más "Me volví una toxicómana que consumía entre horas su olor,
una yonki de sus besos,
una adicta a su piel."
Un besito

Tontorrona dijo...

Increíblemente precioso *__*
Un texto que me enamoró, de verdad! :)
Pásate por mi blog, un besito!

Tu mundo, mi mundo nuestro mundo ♥ dijo...

Qué bonito texto..
El final me encantó.
No tengo palabras, simplemente, me volvió loca :)
Un beso!

Pain and suffering dijo...

Wow.. que atrevido, joder! me ha encantado tocaya *_*
lleno de amor y sensualidad.. me encanta, en serio *_*

un beso, lore!! :)

Ery dijo...

Simplemente, maravilloso. Te sigo :3

Sasha Prachas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nerea Riveiro dijo...

Es una droga y encima de las duras. Muchísimas gracias por comentar, nos leemos y seguimos comentandonos. ¡Un besazo gigante! :D

Misses Roux. dijo...

Al final quizás tenga que desengancharse de él, porque su adicción puede acabar haciéndole mucho daño.
Me ha gustado mucho :)
-P.

Ana dijo...

Que preciosidad de texto, es perfecto en serio
Escribes de maravilla.
¡Muchas gracias por pasarte!
Un beso.

Enamórame con tus palabras dijo...

Que bonito. Yo también soy una yonki de sus besos, de sus manos, de su piel y de todo. No puedo pedirle nada cada noche porque no está cerca, pero nunca se desperdicia el tenerle cerca de nuevo

SMSC dijo...

Tía, que me he enamorado de este texto tan genial. Y la foto me encanta. Tengo pasión por las fotos de espaldas :$

Mayra Alejandra Roa Martinez dijo...

Pero que bonito...

Yo también quiero ser una yonki de sus besos jeje

Que estés bien

Sheila D. Venter dijo...

Es perfecto!

Ruth dijo...

Que pasada de blog, es preciosa esta entrada. me encantaria contar con tu apoyo, pasate cuando quieras :) espero volver a leerte pronto! muchos besos de "otra adicta a su piel"

Inestabilidad Mental dijo...

Lo peor del relato es que ocurre muy a menudo en la vida real. Buena interpretación de la situación con muy buenas palabras (:
Un besito, Lorena <3